Siguenos, pon tu email

martes, 24 de julio de 2012

UGT-INFORMA = ¡ DE CONGELADOS A ACHICHARRADOS !

En solo siete meses, el año 2012 se ha convertido en el más nefasto y trágico para las personas que trabajan en BSM.

Nada más comenzarlo, el 18 de enero, la dirección de la empresa anunció la aplicación del Real Decreto Ley 20/2011, de 30 de diciembre, sobre “Medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público”. Supuso la congelación salarial. Al mismo tiempo se subían los porcentajes de retención del IRPF. Ya éramos más pobres que el año anterior. Tras una serie de acciones y reuniones el tema está pendiente y UGT-BSM no renuncia a recuperar a primeros del próximo año el poder adquisitivo perdido.

Aprovechando las mayores ventajas empresariales que le concedía la nueva Reforma Laboral, impuesta por el Gobierno mediante otro Decreto Ley (el 3/2012, de 10 de febrero), la dirección de BSM acometió cambios en diferentes sectores: el 8 de marzo una “Modificación sustancial de las condiciones de trabajo” en el departamento de aparcamientos conllevó una ardua negociación entre las representaciones de la empresa y de los trabajadores, resuelta en referéndum entre la plantilla del departamento y evitándose hipotéticos despidos. En Administrativos de Depósito la empresa consideraba que le sobraba personal y seis de ellos se vieron afectados con cambio de categoría y departamento, tres de manera voluntaria y tres fueron obligados, también bajo la amenaza de despido. El 24 de mayo la empresa consideró que le tocaba el turno a las reducciones horarias por conciliación familiar, con especial incidencia en la UOER (AREA) y elaboró una normativa para solicitarlas que en la práctica la hace inviable. Cuatro reuniones después entre las dos representaciones finalizaron el pasado 16 de julio sin acuerdo y el tema se tendrá que resolver en los juzgados.

Ahora, por obra y arte de nuevo decretazo (20/2012, de 13 de julio), se nos asimila a funcionarios y nos comunica la empresa que perdemos la paga de navidad y nos descontará también una cantidad en el sueldo mensual.

"Para UGT-BSM se ha terminado el tiempo de las explicaciones y las excusas por parte de la empresa. Como trabajadores y trabajadoras, nos sentimos desilusionados, desincentivados, atacados y atracados. Como representantes de la plantilla, nos declaramos desde este mismo momento en estado de beligerancia total contra la dirección de BSM y el Ayuntamiento de Barcelona y sólo volveremos a reunirnos con la representación de la empresa para tratar el tema de la suspensión y/o devolución a sus trabajadores del salario injustamente robado de sus nóminas."

¡YA, BASTA!¡NO SOMOS FUNCIONARIOS! ¡TENEMOS UN CONVENIO Y QUEREMOS QUE SE RESPETE! ¡LA GUERRA POR LA DEFENSA DE NUESTRO SUELDO Y NUESTROS DERECHOS HA COMENZADO!

Seguiremos informando de las acciones ha emprender.